21 grandes astrónomas que hicieron historia. (parte 2)

Tras la muerte del astrónomo Henry Draper, su esposa quiso erigir un monumento a su memoria, para lo que legó a la universidad de Harvard los instrumentos de su esposo. A partir de 1876, el director del observatorio de Harvard sería el astrónomo Edward Charles Pickering, quien contrató a tantas ayudantes como pudo para confeccionar el catálogo de Henry Draper de espectros estelares.

Las mujeres que trabajaban en el catálogo de Henry Draper eran llamadas las “computadoras”; inclinadas sobre los espectros estelares durante años, estas mujeres hicieron un inmenso y laborioso trabajo que marcaría la historia de la astrofísica. No solo elaboraron el dispendioso catálogo, sino que realizaron grandes descubrimientos durante el proceso.

Muchas de las mujeres que incluimos en esta segunda entrega hacían parte de “las computadoras de Harvard”, o como se les menciona en otras ocasiones, el “Harem de Pickering”.

(Ver Grandes astrónomas, primera parte)

calculadoras

11. Maria Mitchell

maria_mitchell_with_students
María Mitchell dictando una clase de astronomía.

Maria Mitchell fue la primera profesora de astronomía de Estados Unidos, la primera mujer que perteneció a la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, y la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. Trabajó para la Oficina de elaboración del Almanaque Naval de EE.UU, calculando tablas para las posiciones astronómicas de Venus.

Logró el puesto de directora del Observatorio Vassar College. Fue adquiriendo un mayor conocimiento sobre el área de la astronomía y pronto pudo comprobar que, a pesar de su reputación y experiencia, su salario era menor que el de muchos de sus compañeros más jóvenes. Insistió hasta que obtuvo un aumento salarial.

Mitchell fundó la Asociación para el Avance de la Mujer; descubrió un cometa, el Mitchell, y un cráter en la Luna lleva su nombre.

12. Williamina Fleming.

12. williamina fleming

De criada a astrónoma. Williamina Paton Stevens Fleming emigró a Estados Unidos y para mantener a su hijo ella sola. Comenzó a trabajar como criada del profesor Edward Pickering en su casa. Pronto pasó a desempeñar trabajos rutinarios de oficina en el Observatorio de Harvard (donde Pickering era director) y sencillos cálculos, pero no tardó en encontrarse a cargo de decenas de jóvenes “calculadoras”.

Williamina catalogó más de 10.000 estrellas y descubrió 310 estrellas variables, 10 novas y 59 nebulosas.

13.  Mary A. Blagg

13. blagg
Cráter Blagg en la Luna.

La mujer que nombró la Luna. Mary Adela Blagg fue una astrónoma británica, compiladora del nomenclátor lunar que adoptó la Unión Astronómica Internacional.

Desarrolló un sistema coherente de nomenclatura lunar que le valió ser la primera mujer miembro de la Royal Astronomical Society en 1916 y formar parte de la génesis de la UAI en 1920, donde estandarizó la nomenclatura lunar tal como hoy la conocemos en una obra de dos volúmenes (Lunar Formations, 1935), aceptada internacionalmente.

El cráter lunar Blagg lleva este nombre en su honor.

14. Annie Jump Cannon.

14. Annie jum cannon

El trabajo de catalogación de Annie Jump Cannon fue fundamental para la actual clasificación estelar. Clasificó más de 250.000 estrellas del cielo austral y reestructuró el método de clasificación estelar.

Desde el Harvard College Observatory y como miembro del grupo de las Computadoras de Harvard, descubrió 300 estrellas variables. Escribió Bibliography of Variable Stars Comprising 60.000 Cards. Fue responsable de la colección de fotografías astronómicas del observatorio de Harvard desde 1911, pero sólo fue nombrada como profesora regular de astronomía en 1938.

El cráter lunar Cannon lleva su nombre, y el asteroide (1120) Cannonia también fue nombrado en su honor.

15. Antonia Maury.

15. antonia maury

Aunque de nombre latino, Antonia Caetana de Pavia Pereira Maury nació en Nueva York en medio de una familia de astrónomos. Su abuelo fue el astrónomo John William Draper y su tío el médico y también astrónomo Henry Draper, en cuyo honor comenzó el trabajo de catalogación del que Antonia haría parte.

Fue discípula de María Mitchell y formó parte del grupo de “calculadoras” de Harvard. Destacaría descubriendo la segunda estrella binaria conocida, Beta Aurigae,  y determinó el periodo de la estrella Mizar. Maury intentó establecer otro método para clasificar las estrellas, usando subdivisiones que  fueron estudiadas por el astrónomo danés Ejnar Hertzsprung; este empleó las subdivisiones de Maury para llevar a cabo del Diagrama de Hertzsprung-Russell, dado que permitía distinguir las estrellas supergigantes de las normales o enanas

En su honor se nombró como Maury a un cráter lunar.

16. Henrietta Swan Leavitt.

16. henrieta

Un ejemplo de trabajo metódico y mal reconocido, incluso sus trabajos aparecieron con frecuencia bajo la firma de sus jefes, Edward Pickering y Edwin Hubble.

El trabajo de Henrietta Swann Leavitt consistía en examinar meticulosamente las fotografías celestes y realizar monótonos cálculos. Gracias a este detallismo descubrió las estrellas variables conocidas como Cefeidas. Ejnar Hertzsprung determinó la distancia de unas pocas Cefeidas, lo que le permitió calibrar la relación Periodo-Luminosidad y a partir de la comparación con la magnitud aparente, permitiría establecer la distancia a dicha Cefeida. Este método fue utilizado por Edwin Hubble en los años 1920 con la galaxia de Andrómeda y lo llevó a determinar la expansión del universo.

En 1925, cuatro años después de la muerte de Leavitt, el matemático sueco Gösta Mittag-Leffler le escribió una carta con la intención de proponerla para el Premio Nobel. Sin embargo, y puesto que los premios Nobel no pueden ser entregados a título póstumo, nunca llegó a ser nominada.

En su memoria, un asteroide y un cráter lunar llevan su nombre.

17. Cecilia Payne

17. Cecilia Payne

Aunque nacida en Gran Bretaña, Cecilia Helena Payne-Gaposchkin desarrolló su labor científica en la Universidad estadounidense de Harvard. Su tesis doctoral demostró que el hidrógeno es el principal componente de las estrellas, algo completamente asumido en la actualidad, pero que representó un auténtico cambio de paradigma en 1925. Pese a mantenerse ligada a Harvard durante casi dos décadas, no fue considerada como astrónoma oficial hasta el año 1938. En 1956 se convirtió en la primera mujer profesora asociada de dicha universidad. Su tesis fue considerado en su momento como “la más brillante tesis doctoral escrita nunca en astronomía”.

18. Paris Pismis

18. paris pismis

Paris Pismis fue una precursora de ámbito global. Nacida en Estambul, aunque de origen armenio, fue la primera universitaria de Turquía, obteniendo un doctorado en Matemáticas en 1937. Casada con un matemático mexicano, cuando se trasladó a dicho país se convirtió en la primera persona, hombre o mujer, dedicada a la Astronomía profesional de la historia de México. Trabajó en el Observatorio Astronómico Nacional de Tacubaya, dependiente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ahí comenzó a impartir las primeras clases oficiales de Astronomía que hubo en México. Falleció el 1 de Agosto de 1999 dejando como legado una comunidad de más de 100 astrónomos trabajando actualmente en la UNAM. Descubrió 20 cúmulos abiertos y 3 cúmulos globulares, y trabajó en las primeras explicaciones sobre la estructura espiral de las galaxias.

Con una trayectoria profesional que duró más de 50 años, Pismis publicó más de 100 artículos científicos.

19. Ruby Payne-Scott.

19. ruby payne scott
La primera mujer radioastrónoma y fundadora de una de las grandes ramas de la astronomía moderna. Esta astrónoma australiana estudió Física, Matemáticas y Botánica. En 1936 dirigió investigaciones junto a William H. Love en el Laboratorio de Investigación del Cáncer en la Universidad de Sidney. Probaron que el magnetismo terrestre tiene escasa o nula incidencia en los procesos vitales de los seres vivos.

Realizó contribuciones fundamentales a la radioastronomía solar. Ella fue quien descubrió las explosiones Tipo I y Tipo III y participó en el reconocimiento de las explosiones Tipo II y IV. Payne-Scott tuvo un papel destacado en la observación del 26 de enero de 1946, cuando el interferómetro de los acantilados de Dover fue utilizado para determinar la posición y el tamaño angular de una explosión solar.

Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó en investigaciones secretas sobre el radar. Se transformó en experta en la detección de aeronaves. También fue miembro del Partido Comunista en la misma época y activista por los derechos de la mujer.

20. Vera Rubin

20. vera-rubin

Vera Cooper Rubin fue pionera en la medición de la rotación de las estrellas dentro de una galaxia. Sus mediciones pusieron de manifiesto que las curvas de rotación galácticas se mantenían planas, contradiciendo el modelo teórico. Esto supone la evidencia más directa y robusta de la existencia de materia oscura.

Su tesis para el doctorado en Física concluía que las galaxias estaban juntas en racimos, más que distribuidas al azar por todo el universo. La idea de que los racimos de galaxias existían no fue aceptada por otros físicos hasta dos décadas después.

21. Jocelyn Bell.

21. jocelyn bell

Jocelyn Bell Burnell nació en Irlanda del Norte, donde su padre fue arquitecto del planetario Armagh; disponía de una gran biblioteca y animó a su hija a leer. Ésta se interesó especialmente por los libros de astronomía.

Jocelyn asistió a las universidades de Glasgow y Cambridge. En Cambridge, trabajó con Antony Hewish y otros en la construcción de un radiotelescopio para usar los destellos interplanetarios en el estudio de los quásares, que habían sido descubiertos hacía poco. Detectando un pequeño patrón en los registros de las lecturas que se siguió por el cielo con las estrellas, Bell Burnell descubrió que se trataba de un pulso regular, aproximadamente uno por segundo. Lo denominó temporalmente LGM1 (Little Green Man 1, Hombrecillo verde 1) y finalmente identificó la fuente como una estrella de neutrones de rápida rotación.

Jocelyn Bell Burnell es reconocida por ser quien detectó por primera vez la radioseñal de un púlsar, sin embargo no recibió el Premio Nobel, en su lugar se lo otorgaron a su tutor.

final

Como hemos visto en el perfil de estas 21 grandes astrónomas, la constancia, la disciplina y el trabajo árduo rinden sus frutos, sin importar el género. No se puede negar que han tenido grandes dificultades por su condición, no obstante, cuanto mayor es la dificultad , mayor es la gloria.

“Esta es una batalla que tendrán que luchar las mujeres jóvenes. Hace treinta años pensábamos que la batalla acabaría pronto, pero la igualdad es tan elusiva como la materia oscura”. (Vera Rubin)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s